Make your own free website on Tripod.com

Doce milenios...
I. INTRODUCCION
Home
Introduccion
La Prehistoria
Colonia
Siglo XX
Turismo
Sector Salud
Bibliografia
Ver Imagenes

.

 

UNA MIRADA A TRAVES DE LA HISTORIA

 

¿Quiénes habrán sido los primeros pobladores de esta parte de la costa norte? ¿Cuál habrá sido el paralelo con el avance cultural del viejo mundo, del cual existe prolija bibliografía y que mediante su lectura, nos permite admirar la evolución histórica desde la edad antigua hasta la contemporánea?.

¿Porqué la historia peruana es admirada tanto como la de los griegos o egipcios, o de pronto, con mayor respeto?. ¿Porqué llegan cada vez mayor cantidad de turistas y científicos a verificar in situ lo que en sus países leen con admiración?. ¿No es verdad acaso, que una buena cantidad de trabajos de investigación sobre los Paijanenses, los Moches, los Chavín, Los Nazca, Los Chimú; han sido realizados por franceses, alemanes, ingleses, etc.?.

En la presente monografía están muchas respuestas a estas inquietudes.

Es indudable que eminentes científicos peruanos han dado y seguirán dando un gran aporte en la investigación arqueológica y antropológica nacional, por ejemplo el gran Julio C. Tello, Fernando Cavieses, Hermilio Valdizán, Hipólito Unanue, Cayetano Heredia, Honorio Delgado, Alberto Hurtado, Carlos Monge, Federico Kaufman, y muchos ilustres investigadores; quienes con denodado esfuerzo, dentro de las limitaciones logísticas y presupuestales, han brillado, brillan y seguirán brillando; pero además, mucho de su luz reflejará en las nuevas generaciones que asumen el compromiso y la posta de continuar el difícil pero placentero camino de la investigación.

La presencia de los primeros trujillanos, los de la Colonia y los del siglo XX, es descrita con interés arqueológico y sanitario; pues, sería imposible estudiar la evolución médica sin referirnos al contexto cultural de cada época.

Se realizará pues, turismo imaginario a lo largo de estos cortos 12 o 14 milenios que han pasado en la historia de esta hermosa tierra Trujillana, escenario norteño donde se escenificaron tantos hechos que se almacenaron en la memoria de la historia y que en esta oportunidad se pretende ojear en forma panorámica.

Se ha decidido agregar como apéndice, algunos datos de la Provincia de Santiago de Chuco a fin conocer su exuberante riqueza histórica, arqueológica, cultural, geográfica y turística; y además por tener un nexo muy estrecho con la ciudad de Trujillo.

El autor de esta monografía no pretende fungir de arqueólogo ni de historiador, tan sólo ha recopilado los hallazgos de los verdaderos arqueólogos e historiadores por los que realmente siente mucha admiración.

 

1. Los primeros habitantes

 

Cuando el hombre llegó por primera vez para habitar tierra liberteña lo hizo por los valles, ríos y océano pacífico dada su condición nómada y buscando alimento mediante la recolección, pesca y caza.

Existen testimonios fehacientes de la dieta alimenticia del antiguo hombre costeño y diversos son los lugares en los que se muestran su presencia: campamentos, talleres y canteras de producción lítica.

Al igual de lo que ocurría en otros paralelos geográficos, el hombre costeño de nómada se va tornando sedentario alcanzando elevados niveles de organización social, sobreponiéndose a la naturaleza y convirtiéndose en su amo y señor.

 

Los moche, por ejemplo, a través de su fina cerámica han dejado a la posteridad un valioso documento artesanal que permite inferir los grandes adelantos logrados en el aspecto social, médico, político, agrícola y mágico religioso; que les permitió satisfacer sus propias necesidades y exportar su cultura a otros ámbitos territoriales. Más adelante se verá con detalle la profundidad de su representación con trazos y acabados precisos para plasmar la alegría, el dolor, la tristeza, y la religiosidad.

Por otro lado, su arquitectura, que hasta la fecha se conserva, ha generado diversas teorías del comportamiento humano de los moches, por ejemplo las Huacas del Sol, de la Luna, han revelado ritos ceremoniales compatibles con sacrificios humanos.

 

Chan Chan, la ciudad de barro más grande del mundo, reconocida por la UNESCO como

Patrimonio de la Humanidad, centro y capital del reino Chimú, trasluce la magnitud del adelanto arquitectónico producto del avance evolutivo cultural del poblador de esta parte de la costa norte peruana.

 

2. Epoca Incaica

 

Fue Pachacútec, el inca que inició la conquista del reino Gran Chimú, para incorporarlo al Tahuantinsuyo; Cápac Yupanqui y su hijo Yupanqui logran la conquista después de una poderosa resistencia. Trujillo se convierte en centro de operaciones de la incas y Huanchaco fue el puerto principal de embarque y desembarque.

 

3. Epoca de la Conquista. Fundación de la ciudad.

 

Diego de Almagro, en su viaje de norte a sur con destino a Pachacamac (Lima) donde lo esperaba Francisco Pizarro, conoció el Valle Chimú y al notarlo espléndido, encargó a Miguel Estete para que reconociese el valle que llevaría por nombre Trujillo, por orden de Pizarro y en recuerdo a su ciudad natal. Estete, consideró que no era posible fijar residencia en la ciudad de Chan Chan, por lo que eligió y trazó como centro lo que actualmente es la Plaza Mayor o de Armas. Esto sucedió el 06 de diciembre de 1534, un mes antes que se fundara Lima o La Ciudad de los Reyes. Pizarro el 5 de marzo del 1535, instala el cabildo y distribuye los solares de la Villa de Trujillo.

Es así como se logra una simbiosis cultural, entre los aborígenes y los castellanos y andaluces. Con el tiempo llegaría a ser una hermosa ciudad señorial con numerosas e imponentes iglesias, plazuelas, casonas con ventanas que son un deleite arquitectónico y que también se han convertido en patrimonio cultural y turístico.

 

4. Colonia y Virreinato

 

El Rey de España, Carlos V, en 1540 da al Perú una nueva demarcación política, dividiendo al Tahuantinsuyo en Virreinatos, capitanías, etc.

El Virrey López García en 1568 dividió el Virreinato del perú en Provincias o corregimientos, por esta disposición, Trujillo fue gobernado por un corregidor.

En 1685 el Duque de la Palata, mandó construir una gran muralla para defender la ciudad, esta muralla tenía cinco portadas: Portada de la Sierra, Portada de Moche, Portada de Mansiche, Portada de Miraflores, Portada de Huamán. La construcción duró hasta 1867.

El Virrey Agustín Jáuregui en 1784 cambia la división de Corregimientos en Intendencias. La intendencia de Trujillo comprendía los que ahora son Departamento de La Libertad, Lambayeque, Piura, Cajamarca, Amazonas y Loreto (que incluía Maynas y Quijos).

San Martín desde su cuartel en Huaura considera a Trujillo como uno de los cuatro departamentos, el Departamento de Trujillo comprendía los Partidos de Trujillo, Lambayeque, Piura, Cajamarca, Huamachuco, Pataz, Chachapoyas, Jaén, Mainas y chota.

Torre Tagle en 1822 también considera a Trujillo como un departamento.

La Constitución de 1825 determina que el Perú esté integrada por Departamentos, Provincias, distritos y Parroquias.

En 1827 el Perú contaba con 7 departamentos: Arequipa, Ayacucho, Cuzco, Junín, Lima, La Libertad y Puno.

El departamento La Libertad contaba con 10 provincias: Cajamarca, Chachapoyas, Chota, Huamachuco, Jaén, Lambayeque, Maynas, Pataz, Piura y Trujillo.

En la época colonial floreció la educación; la niñez y juventud de entonces recibió instrucción de profesores de música, literatura, latín, francés, poesía, pintura, historia y filosofía, forjándoseles en una personalidad aristocrática.

 

5. Epoca de la Emancipación

 

El 29 de diciembre de 1820, en la Plaza de Armas de Trujillo, se proclama la independencia, gestada y proclamada por el Marqués José Bernardo Torre Tagle que ejercía el cargo de Gobernador Intendente, siendo alcalde del cabildo Trujillo el Marqués Juan Manuel Cavero y Muñoz.

Por D.S. del 31 de enero de 1822 firmado por Torre Tagle, se da a Trujillo el título de Benemérita y Fidelísima a la Patria por su participación en la emancipación.

El 01 de Mayo de 1824, Simón Bolívar, atendiendo a las gestiones de su gran colaborador el prócer José F. Sánchez Carrión, crea la Universidad de Trujillo, como recompensa a los grandes servicios y fidelidad de Trujillo hacia la causa de la independencia.

El año 1825 el Congreso Constituyente, reconociendo los servicios que presta Trujillo y por haber sido uno de los primeros pueblos donde se proclama la independencia, le da el nombre de DEPARTAMENTO DE LA LIBERTAD con su capital Ciudad Bolívar, que por Ley del 21 de Julio de 1827 se determina que la capital sea Trujillo.

 

6. Epoca Republicana

 

En 1879 durante la guerra con Chile, se organizó en la Provincia de Trujillo el Batallón Libres de Trujillo el que el Presidente Piérola lo denominó Primer Batallón del Perú.

El Trujillo Republicano se caracterizó por su adelanto intelectual y el auge de ideas progresistas. Brilló con luz propia el Seminario de San Carlos y San Marcelo, también la Universidad Nacional de la Libertad, creada por Bolívar en 1824 a instancias del ideólogo liberteño José Faustino Sánchez Carrión y que con el tiempo se ha convertido en el más ilustre e importante polo de desarrollo cultural del país; prestigio ganado por la calidad intelectual de sus docentes y por la perseverancia y prospección e sus alumnos.

 

En los inicios del presente siglo, Trujillo parió sus más preclaros representantes intelectuales. Así tenemos a los literatos César Vallejo y Alcides Spelucín; en Artes Plásticas: Macedonio de la Torre; en Ideología y Política a Víctor Raúl Haya de La Torre, Antenor Orrego entre otros ilustres norteños.

 

Trujillo, en las postrimerías del siglo XX y en el borderline del próximo milenio, se ubica como una de las más importantes ciudades peruanas, habiendo logrado distinciones universales de ser: La capital de la cultura peruana La capital de la primavera, Segunda Capital Arqueológica de América La capital de la marinera norteña; hechos que no hacen sino mostrar la radiografía de una ciudad con 300,000 habitantes en su distrito, 700,000 en su provincia y 1,400,000 en su departamento. Una ciudad en donde se respira cultura en cada poro de su ámbito: cuatro universidades que ofertan diversas carreras profesionales, una Escuela Regional de Música, una Escuela de bellas artes, escuelas de ballet, Centros educativos secundarios de muy alto prestigio; pero también una ciudad que respira cultura ancestral gracias a los paijanenses, moches, chimús y otras culturas; una ciudad donde mejor se baila la marinera norteña; donde se come el shámbar, cabrito y cebiche, donde se luce el mejor y más barato calzado de hechura local y en donde se tiene conexión con el mundo a través de los medios de avance tecnológico actualizado y también donde se encuentran establecimientos de salud, que constituye la red de servicios desde el primer nivel hasta tres hospitales bien implementados que dan garantía de prevención, diagnóstico y tratamiento al poblador norteño, y una ciudad que alberga, a los más prestigiosos maestros de la medicina y que han logrado mantener el alto nivel académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Trujillo, la cual a no dudarlo representa un paradigma nacional.

.